Accidente con nuestra casa en Asunción, Paraguay

grua 1El pasado lunes 17 de agosto a las 10:00 de la mañana, la filial de Asunción sufrió el impacto de la caída del brazo hidráulico de una grúa que se encontraba, sobre la calle adyacente a la casa, trabajando en un edificio en construcción, este percance involucró la casa de los Padres y la Casa "Magnificat" vecina a la nuestra, propiedad de las Hermanas de María.

Por gracia de Dios no hubo victimas fatales que lamentar salvo la señora que trabaja en nuestra casa, que lastimosamente recibió el impacto de los escombros que caían, se encuentra en recuperación y fuera de peligro.

El brazo hidráulico impactó a tres habitaciones, que gracias a Dios estaban vacías, considerando que era lunes, el día libre. La que recibió el impacto mayor fue la habitación del P. Tommy Nin Mitchell que se encontraba en Alemania participando del V Capitulo General y el de segundo mayor impacto fue la del P. Martín Gómez que gracias a Dios se había ido a Tupãrenda a pasar la mañana del lunes. Providencialmente las reuniones que tenían las Hermanas de María ese lunes habían sido canceladas lo que las protegió de cualquier daño vital.

Inmediatamente la empresa constructora se responsabilizó y se hizo cargo de todos los arreglos y de la indemnización correspondiente.

La asistencia y solidaridad de la Familia de Schoenstatt fue inmediata, en todo sentido, abogados, ingenieros arquitectos colaboraron con el Plan de acción a fin de sobrellevar la situación de manera honrosa. Sería muy difícil nombrar a todos los que nos asistieron, cabe destacar la ayuda del estudio jurídico Ruiz Díaz Labrano y del Ingeniero William Campos Cervera.

grua 2Especial gratitud a nuestra querida Reina de Sión que se mostró como Madre en todo momento dejando claro que esta casa está consagrada a Ella: despertó en los Padres una inmensa capacidad de colaboración y predisposición para afrontar con altura esta situación adversa, nos pusimos "la casa al hombro", nos regaló un profundo sentido de fraternidad y solidaridad con las Hermanas y movilizó un ejercito de oradores que nos acompañaron con su capital de gracias y calidez en estos días.

Desde el primero minuto ofrecimos este sacrificio por el Capítulo y por las vocaciones, nos llenó de júbilo la noticia de nuestro hermano de Región el Padre Juan Pablo como nuevo Superior General, a quien nos une un entrañable vínculo de admiración y compromiso por esta nueva etapa.

Ahora queda por delante la reconstrucción, sabemos que la Mater obra milagros desde los escombros, agradecemos todos los mensajes, signos de apoyo y fraternidad en los distintos territorios, pedimos sus oraciones para que toda la etapa de arreglos y construcción finalice en el tiempo establecido, pero por sobre todos pedimos que en sus oraciones agradezcan a nuestra Madre Admirable porque con su manto nos protegió.

P. Pedro Miraballes A., Rector

grua 3grua 4

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo